España pide ayuda para encontrar a tres periodistas desaparecidos en Siria

Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre

Madrid (AP).-  España busca determinar qué pasó con tres periodistas independientes que desaparecieron alrededor de la asediada ciudad siria de Alepo, el mismo día en que se conoció la desaparición de un cuarto periodista, un japonés, en el país devastado por la guerra.

El ministro español de Justicia, Rafael Catalá, dijo a la cadena SER el miércoles que el gobierno no tiene novedades sobre los tres españoles desaparecidos y que contactará con el Ejecutivo de Damasco para este caso. No pudo decir si se estaban tratando los hechos como un secuestro.

El canciller español, José Manuel García Margallo pidió “máxima discreción” sobre el caso pero llamó a la “tranquilidad” recordando que, en el pasado, situaciones similares terminaron bien para España.

Margallo dijo a los reporteros que estos casos “probablemente son los que más angustia crean porque te mueves en una cierta impotencia” y agregó que “se está haciendo todo lo posible y espero que se resuelva bien”.

No cubren el conflicto por riesgos

Con el auge del grupo extremista Estado Islámico, la mayoría de los medios de comunicación han optado por renunciar a la cobertura del conflicto desde dentro de Siria por el elevado riesgo que supone. En el último año, es raro que un periodista extranjero entre en el norte de Siria, donde hay una multitud de grupos islamistas además de los extremistas de Estado Islámico y al Qaeda.

La Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) dijo el martes que los tres reporteros, a quienes identificó como Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, están desaparecidos desde el 13 de julio. Viajaron a Siria, supuestamente juntos, para cubrir la guerra civil que asola al país.

“Desde entonces se trabaja en su búsqueda y localización”, dijo un comunicado emitido por sus familias.

Los últimos en desaparecer

Ellos son los últimos en desaparecer en el lugar más peligroso del mundo para los reporteros. En las últimas horas se informó también de la falta de información sobre el paradero de un periodista independiente japonés desplazado a Siria, del que no se sabe nada desde hace un mes.

Se desconoce el motivo por el que Jumpei Yasuda, que informa desde Oriente Medio desde 2002, no ha establecido contacto. Yasuda ya fue secuestrado en Irak en 2004, con otros tres japoneses, pero quedó en libertad luego de que clérigos islámicos negociaron por él.

Kosuke Tsuneoka, otro periodista independiente, dijo que recibió un mensaje de Yasuda desde Siria el 23 de junio, pero que no ha vuelto a saber de él desde entonces.

“No es normal que no haya ningún contacto de él”, dijo Tsuneoka en una entrevista telefónica, agregando que nadie debería sacar conclusiones precipitadas sobre el destino de Yasuda.

El Ministerio de Exteriores nipón dijo que está al tanto de las informaciones pero no confirmó la información sobre Yasuda.


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus