Fallos postreros le pasan factura a Liverpool y Man U

LIVERPOOL, Inglaterra (AP) — Fallos individuales le costaron muy caro tanto a Liverpool como Manchester United en un domingo de goles agónicos y espectaculares remontadas en la Liga Premier inglesa.

Liverpool encajó tres goles en los últimos 20 minutos al sucumbir 4-3 en su visita a Bournemouth, con lo que desperdició la oportunidad de colocarse en el segundo puesto de la Premier.

El derrumbe de Liverpool se concretó cuando su arquero Loris Karius despejó con torpeza un remate y dejó el balón servido para Nathan Ake anotase el gol de la victoria del equipo local en el tercer minuto de la prolongación.

Horas después, el United tuvo que conformarse con un empate 1-1 en su visita a Everton luego que el volante belga Marouane Fellaini cometió una aparatosa falta y se pitó un penal. Leighton Baines cobró la pena máxima a los 88.

Tras su primera derrota desde el 20 de agosto, los dirigidos por Jurgen Klopp se rezagaron a cuatro unidades del Chelsea, líder del campeonato.

El United se alejó más de la cima, a 13 puntos del líder tras 14 fechas. El equipo del técnico José Mourinho cuenta con solo dos victorias desde el 27 de agosto.

Liverpool ganaba 3-1 a los 64 minutos, gracias a los goles de Sadio Mane, Divock Origi y Emre Can. Pero Ryan Fraser acercó al conjunto local a los 76 minutos y Steve Cook empató el marcador a los 78.

Cook fue quien hizo el remate que Karius despejó mal para el tanto de Ake, cedido a préstamo por el Chelsea.

“Abrimos la puerta y ellos entraron para hacer algunos goles maravillosos”, dijo Klopp, lamentándose de que su equipo se dio por conforme con el 3-1. “Es un resultado merecido”.

El colapso del Liverpool agravó las dudas sobre su defensa, que echó de menos al central Joel Matip. De igual modo, arreciaría el debate sobre si el alemán Karius ofrece garantías en el arco tras sustituir recientemente al belga Simon Mignolet.

“Si aprendemos, está bien. Con 2-0 o 3-1, el encuentro no está decidido… Le regalamos el balón a Bournemouth”, indicó Klopp.

Fue posiblemente la victoria más memorable de Bournemouth desde el año pasado, cuando ascendió a la Premier.

“Esto muestra que tenemos todavía el espíritu de la época en que ascendimos”, comentó el técnico del Bournemouth, Eddie Howe.

Mane dio a Liverpool la ventaja a los 20 minutos, al perseguir un balón filtrado por Can y vencer al arquero Artur Boruc. Origi aumentó dos minutos después, esta vez con un pase adelantado de Jordan Henderson y gracias a una definición casi sin ángulo.

Callum Wilson convirtió un penal a los 56, después de una falta de James Milner sobre Fraser. Pero Can restableció la ventaja de dos goles de los visitantes, tras recibir un pase retrasado de Mane y resolver desde el borde del área.

Luego vino la reacción increíble de Bournemouth.

“En el segundo tiempo pareció que podíamos anotar en cada ataque”, destacó Howe. “Para este club y para todos los que estamos involucrados con él, ha sido un día muy especial”.

También el domingo, Mourinho sufrió otro tropiezo. Apenas dos minutos después de ingresar Fellaini derribó a Idrissa Gueye y Baines anotó desde los 12 pasos.

De manera exquisita, Zlatan Ibrahimovic había dado la delantera al United, con un tiro picado a los 42 minutos.

Jamás el United había tenido un comienzo tan malo en una temporada de la Premier. Como resultado, marcha 13 puntos detrás del Chelsea, luego de 14 fechas.

“Otro partido con un muy buen desempeño”, dijo Mourinho. “Pero no estamos consiguiendo los resultados que merecemos”.

El United marcha sexto, con 21 unidades, una más que el Everton.


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus