Familiares de un hombre que resultó muerto de un disparo en la cabeza piden justicia

Familiares de un hombre de 37 años a quien supuestamente, cinco hombres le dieron muerte el lunes, en Pontezuela, Santiago, exigen a las autoridades aplicar todo el peso de la ley a los responsables del hecho.

El hecho de sangre en el que resultó muerto de un disparo en la cabeza, Roberto Antonio Marte de 37 años, en Pontezuela, fue una advertencia dada por los individuos, a una tía de la víctima, horas antes del suceso.

El hombre que vivía junto a su hijo y esposa en la localidad La Sopresa en el municipio de Licey Al Medio, murió tratando de conciliar la paz con sus agresores y defender su familia, la que tenían en zozobra.

Marte era empleado de Edenorte, descrito por sus familiares y amigos como una persona ejemplar, testimonio que dicen, quieren manchar, los parientes de los supuestos matadores, al alegar que era atracador.

Temen que las autoridades pongan en libertad a los presuntos asesinos identificados como Sandy y Danny Reyes quienes junto a tres hombres más ejecutaron a Robert.

Esta tarde familiares sepultaron en el cementerio de Tamboril el cuerpo sin vida de su pariente.

 

 

comments powered by Disqus