Hallan muerto al fiscal que pidió indagatoria a la presidenta Cristina Fernández

BUENOS AIRES (AP) — El fiscal argentino que acusó a la presidenta Cristina Fernandez de encubrimiento agravado en la causa del atentado a una mutual judía fue hallado muerto de un disparo en su departamento de Buenos Aires, sin que se conozca en principio el motivo de su muerte.

El fiscal Alberto Nisman, que hace unos días pidió la indagatoria de Fernández, el ministro de Exteriores Héctor Timerman y otros allegados al gobierno, generando con ello un gran revuelo político en el país, fue hallado el domingo por la noche sin vida en el interior del baño de su habitación, bloqueando la puerta de acceso al mismo, explicó un comunicado del Ministerio de Seguridad.

Junto al cuerpo de Nisman, que se hallaba en el suelo, se encontró un arma de fuego del calibre 22, además de un casquillo de bala.

El fiscal había sido convocado por diputados de distintos partidos para acudir al Congreso el lunes para dar explicaciones sobre su denuncia e informar sobre las pruebas con las que contaba. Nisman se había mostrado dispuesto a presentarse.

La diputada opositora Patricia Bullrich dijo a medios de prensa que el fiscal le dijo hace tres días que “estaba amenazado”, luego de haber denunciado a la presidenta, y afirmó que no cree en la hipótesis de un suicidio.

“Me dijo que estaba amenazado, me lo dijo el viernes y me lo dijo el sábado”, afirmó Bullrich.

“Hablé para coordinar detalles de su presencia en el Congreso, me dijo que se iba a quedar todo el fin de semana en su casa estudiando la causa”, agregó la diputada.

Posteriormente, en declaraciones a radio Continental, Bullrich explicó que el fiscal quería que la reunión que se iba a desarrollar en el Congreso fuera reservada “para dar pruebas más contundentes” y que el oficialismo quería hacerla pública.

El gobierno ha negado las acusaciones de Nisman y lo ha tildado de mentiroso e ineficaz en su investigación del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que causó 85 muertos y fue el peor ocurrido en suelo argentino.

Al informar hace unos días sobre su decisión de presentar la controvertida denuncia, el fiscal dijo a un grupo de periodistas que se sentía muy seguro del paso que estaba dando. Señaló que había avisado a su hija de 15 años de su iniciativa y de que iba a escuchar “un montón de cosas en contra” de su padre.

Nisman afirmó entonces que no sabía si iba a haber represalias en su contra pero que se sentía obligado a presentar las acusaciones, basadas en parte en escuchas telefónicas a distintas personas en el marco de la causa por el atentado, las cuales estuvo analizando en los últimos dos años y medio.

Después, se presentó en varios programas de televisión y habló con distintas emisoras de radio para ratificar sus denuncias.

La investigación de la muerte de Nisman está a cargo del titular del Juzgado Nacional Criminal de Instrucción Nº5, Manuel Arturo De Campos, y de la fiscal Viviana Fein.

El jefe de gabinete Jorge Capitanich ratificó ante periodistas el comunicado del Ministerio de Seguridad sobre el hecho y manifestó “todo el apoyo” al juez a cargo de la investigación”. No aceptó preguntas.

La fiscal Fein informó que la muerte de su colega se produjo por “un disparo de arma de fuego”, aclarando que hay que esperar los resultados de la autopsia para conocer “la causa determinante” del fallecimiento.

Fein relató que fue la madre del fiscal quien encontró el cuerpo sin vida de su hijo y que la puerta del departamento donde residía no estaba forzada.


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus