Madrid exige claridad a Cataluña sobre independencia

MADRID -El presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, pidió formalmente este miércoles 11 de octubre al líder catalán que aclare si se declaró la independencia de la región del noreste de España, en una amenaza velada de que el ejecutivo central podría limitar o rescindir las competencias de la comunidad autónoma en ese caso.
La respuesta del gobierno catalán sería crucial para decidir “el futuro de los acontecimientos de los próximos días”, manifestó Rajoy en su comparecencia.
El ejecutivo central “quiere ofrecer certezas a los españoles”, dijo el mandatario, agregando que “es preciso que vuelvan la tranquilidad, la seguridad y el sosiego”. La petición de Rajoy fue la respuesta al anuncio realizado en la víspera por el presidente del ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, de que seguirá adelante con la independencia de la próspera región, aunque acto seguido la suspendió durante varias semanas para facilitar negociaciones.
En un discurso posterior ante el Congreso, el presidente dijo que el referendo era “el último episodio de estrategia de imponer una independencia que pocos quieren y a nadie conviene”. La consiguiente crisis, subrayó, significa que “nuestra democracia vive uno de los momentos más graves de su historia reciente”.
Las autoridades catalanas, dijo Rajoy, violaron la ley al realizar el referendo e incitaron las protestas callejeras para dar una apariencia de legitimidad a los comicios. No aludió a la violencia de la represión policial durante la jornada del referendo, pero dijo que “nadie puede estar orgulloso” de la imagen proyectada por España, que atribuyó en exclusividad a la dirigencia separatista.
Abogados catalanes, grupos de la sociedad civil y políticos de toda España han ofrecido sus servicios como mediadores, ofertas que el presidente rechazó aunque las agradeció.
“No hay mediación posible entre la ley democrática o entre la desobediencia y la ilegalidad”, dijo Rajoy.
En un discurso muy esperado, Puigdemont señaló en el Parlamento catalán que la contundente victoria en el referendo secesionista del 1 de octubre dio a su ejecutivo el mandato para implementar una ruptura con España anhelada durante siglos.
Instantes más tarde, el dirigente propuso al Parlamento regional que suspendiese los efectos de la declaración para iniciar contactos y ayudar a reducir la tensión en la peor crisis política del país en las últimas décadas.


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus