Nuevas tecnologías están evitando choques en carreteras

WASHINGTON (AP) — Los sistemas electrónicos para prevenir que automóviles se salgan de su carril o que advierten a los choferes cuando se acerca otro coche por su ángulo muerto están comenzando a alcanzar su potencial de reducir accidentes considerablemente, dicen dos estudios publicados el miércoles.

Sin embargo al mismo tiempo, un estudio del Instituto de Aseguradoras para la Seguridad Vial reveló que los automovilistas tienden a estar menos alertas cuando dependen de sistemas automatizados, o cuando se distraen con el panel de instrumentos.

Los dos estudios concluyeron que los sistemas de mantención de carril, algunos de los cuales incluso reorientan automáticamente al vehículo a su canal, y los sistemas de monitoreo de ángulos muertos tuvieron menos accidentes que los mismos vehículos sin los sistemas.

El estudio del sistema de mantención de carril examinó datos policiales de accidentes en 25 estados entre el 2009 y el 2015 para vehículos en los que los sistemas eran opcionales. Los sistemas de mantención de carril redujeron las tasas de accidentes de un solo vehículo, colisiones laterales y choques frontales a toda severidad por 11% y los choques de ese tipo en los que hubo lesiones por 21%, dice el estudio.

Como solamente hubo 40 choques con muertes en los datos, los estudiosos emplearon un análisis más simple que no consideró diferencias de edad, género, riesgo de seguro y otros factores en esos casos. Encontraron que la tecnología redujo la tasa de choques fatales por 86%.

Eso es probablemente muy alto, dijo Jessica Cicchino, vicepresidenta del instituto, pero aun así si los sistemas de mantención de carril redujeron esa tasa a la mitad, sería significativo. Cicchino dijo que aproximadamente una cuarta parte de las muertes en accidentes de tránsito involucran un vehículo yéndose a otro canal.

El estudio concluyó que si todos los vehículos hubiesen estado equipados con esa tecnología en el 2015, se habrían prevenido aproximadamente 85.000 choques.

Un segundo estudio, de sistemas de detección de ángulos muertos – usualmente con luces en los espejos retrovisores – concluyó que los sistemas redujeron la tasa de choques por cambio de carril en un 14% y la tasa de esos accidentes con lesiones en un 23%. El estudio dice que si todos los vehículos estuviesen equipados con esos sistemas se prevendrían unos 50.000 choques al año.


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus