Philip Morris Dominicana y Centro de Estudios de Genero de INTEC celebran su octavo año promoviendo una sociedad sin violencia de género

La empresa Philip Morris Dominicana informó que sigue enfocada en contribuir con la seguridad de las mujeres y el desmonte de la masculinidad agresora, a través del proyecto Redes Locales para una Vida Sin Violencia, desarrollado en coordinación con Centro de Estudios de Género de INTEC (CEG-INTEC).
Esta iniciativa integra a actores institucionales estatales, como el Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud, Ministerio de Educación y la Policía Nacional, Ministerio Público, CONANI y los Ayuntamientos; y a ONGs, iglesias y juntas de vecinos entre otras.
“La estrategia de Redes Locales para una Vida sin Violencia constituyen una forma de articular la respuesta de las distintas organizaciones, instituciones y personas, de un determinado territorio que trabajan en conjunto enfrentado la violencia intrafamiliar y contra las mujeres, el abuso infantil y el desmonte de la masculinidad agresora, desde la acción comunitaria e intersectorial. En procura de aunar esfuerzos y voluntades para incidir en las políticas públicas sobre violencia, haciendo posible una respuesta efectiva en la atención de la violencia”, señala Lourdes Contreras, coordinadora general del CEG-INTEC.
El Centro de Estudios de Género de INTEC, junto a Philip Morris, pretende seguir trabajando con el desmonte de la masculinidad agresora, como lo ha venido haciendo desde 2009. Este año se realizará un estudio sobre masculinidades en actores prestadores de servicios en un municipio del país con experiencia de redes locales para la prevención y atención a la violencia de género, intrafamiliar y contra la mujer.
“Cabe destacar que son escasos los estudios de la masculinidad en el país, por lo que es importante presentar este resumen ejecutivo sobre las percepciones que de las masculinidades tienen los actores prestadores de servicios de los sistemas de justicia, salud y educación, que manejan temas de violencia contra las mujeres y su reacción ante los casos”, agrega la encargada de Capacitación y Extensión. De su lado, Lourdes Contreras concluye diciendo que “la violencia contra las mujeres y el abuso infantil constituyen serias violaciones a los derechos humanos; y son un obstáculo para el desarrollo y la democracia de nuestra sociedad. En la mayoría de los casos, las personas que son sometidas a la violencia, traspasan la misma a otras personas con menor poder, configurándose la llamada escalera de la violencia”.

comments powered by Disqus