Progresando con Solidaridad protege actualmente a 180 niños huérfanos por feminicidios

Santo Domingo.- La Vicepresidencia de la República a través del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) protege actualmente a 180 niños y adolescentes que quedaron desamparados tras el asesinato de sus madres a manos de sus parejas o exparejas, mediante el Protocolo de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes Huérfanos por Feminicidios​.

Con la iniciativa, los niños y niñas provenientes de 70 familias de escasos recursos en diferentes puntos del país reciben acompañamiento sociofamiliar, socioeducativo, apoyo sicológico y se dota de trasferencias monetarias condicionas a aquellos hogares ​que, además de enfrentar un feminicidio, han sido categorizado​s en pobreza extrema o moderada por el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

​Los hogares categorizados por el Siuben reciben la tarjeta Progresando con Solidaridad, que incluye Comer es Primero, Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE) y el Bono Estudiantil Estudiando Progreso (BEP), así como ​el acompañamiento personalizado que contempla el programa.

Como parte del acompañamiento llevado por Prosoli a estos hogares, tanto los chicos como las familias acogedoras reciben capacitación especializada en los 42 Centros de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) diseminados por todo el país, para que puedan superar las tragedias de las cuales fueron víctimas.

El acompañamiento que Prosoli brinda a las jóvenes víctimas incluye, además de las terapias psicológicas, seguimiento en la asistencia y rendimiento escolar y participación en las Escuelas de Familias, donde se tratan estos traumas y la recomposición familiar.

Durante el 2015, un equipo compuesto por especialistas en psicología, recomposición familiar y terapia del duelo realizaron 182 visitas de seguimiento personalizado con los tutores y familias acogedoras para ayudarles a forjar en los niños y niñas un futuro esperanzador.

El protocolo está dirigido a rescatar y proteger de la pobreza, discriminación, exclusión, abandono, explotación y abuso a los niños que han quedado sin el cuidado de sus padres, amparado en un amplio marco legal que incluye lo establecido por la Constitución de la República, el Código de Protección de los Derechos de los NNA, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y una decena más de legislaciones nacionales e internacionales.

La meta del programa es intervenir a 300 chicos y chicas en esta condición por año, así como igual número de familias acogedoras, e incorporarlos a la red de protección social del Gabinete de Políticas Sociales que coordina la vicepresidenta Margarita Cedeño.

Estadísticas 

Cada año, cerca decenas de mujeres, muchas de ellas madres y único sustento del hogar, mueren en el país a consecuencia de los feminicidios. Estos hechos, cometidos en su mayoría por parejas o exparejas de las víctimas dejan graves secuelas en la familia y un futuro incierto para decenas de niños, niñas y adolescentes que quedan huérfanos ante estos hechos.

Solo el año que recién finalizó se registraron en el país unas 78 muertes femeniles y quedaron en la orfandad 70 menores, según un informe de la Fundación Vida sin Violencia. ​


Noticias Relacionadas:



comments powered by Disqus