Alemania avanza con plan para legalizar la venta de cannabis

Alemania avanza con plan para legalizar la venta de cannabis

BERLÍN (AP) — El gobierno alemán está poniendo en marcha planes para legalizar la venta de cannabis con fines recreativos, con el objetivo de tener una legislación lista a finales de este año.

El Ministerio de Salud dijo el lunes que comenzará a celebrar audiencias de expertos sobre varios aspectos del tema el martes. Dijo que participarán más de 200 representantes de los campos médico, legal y otros, junto con funcionarios de varios niveles de gobierno y expertos internacionales no identificados.

La promesa de legalizar las ventas controladas de cannabis a adultos en tiendas con licencia es una de una serie de reformas descritas en el acuerdo de coalición del año pasado entre los tres partidos socialmente liberales que conforman el gobierno del canciller Olaf Scholz.

Dijeron que el plan garantizaría el control de calidad al mismo tiempo que protegería a los jóvenes, y acordaron que los “efectos sociales” de la nueva legislación se examinarían después de cuatro años.

La coalición de Scholz asumió el cargo en diciembre. A principios de mayo, el ministro de Salud, Karl Lauterbach, dijo que planeaba redactar un proyecto de ley en la segunda mitad del año después de las audiencias con expertos.

Las cinco audiencias, que se llevarán a cabo hasta fines de este mes, abordarán qué medidas se necesitan para garantizar la mejor protección para los jóvenes y la salud y los consumidores, dijo el zar antidrogas del gobierno, Burkhard Blienert.

“Como muchos otros, he trabajado durante años para que en Alemania terminemos finalmente con la criminalización de los consumidores de cannabis y comencemos una política de cannabis moderna y orientada a la salud”, dijo en un comunicado.

Entre otros planes de liberalización, el gobierno ha lanzado una campaña para eliminar del código penal de Alemania la prohibición de que los médicos “anuncien” servicios de aborto. También quiere facilitar el camino hacia la ciudadanía alemana, levantar las restricciones a la doble ciudadanía y reducir la edad mínima para votar en las elecciones nacionales y europeas de 18 a 16 años.

El gobierno también quiere desechar una legislación de 40 años que requiere que las personas transexuales se sometan a una evaluación psicológica y una decisión judicial antes de cambiar oficialmente de género, un proceso que a menudo involucra preguntas íntimas. Está previsto que sea reemplazada por una nueva “ley de autodeterminación”.