Joe Biden eligió al latino Miguel Cardona como secretario de Educación

Telenoticias

El presidente electo Joe Biden eligió a Miguel Cardona, comisionado de educación de Connecticut y exmaestro de escuela pública, para que sea el secretario de Educación en su gobierno.

Es el tercer funcionario de origen latino elegido por Biden para su gabinete, luego de Xavier Becerra para el Departamento de Salud y Alejandro Mayorkas para el Departamento de Seguridad Interior.

Cardona, de 45 años, fue nombrado para el máximo puesto de educación en Connecticut justo meses antes de que estallara la pandemia en marzo. Cuando las escuelas pasaron a la enseñanza a distancia, se apresuró a entregar más de 100.000 computadoras portátiles a los estudiantes de todo el estado. Desde entonces, sin embargo, ha presionado cada vez más a las escuelas para que vuelvan a abrir, diciendo que es perjudicial mantener a los estudiantes en casa.

Si se confirma su nombramiento en el Senado, su primera tarea será expandir ese esfuerzo a través de la nación. Biden se ha comprometido a que la mayoría de las escuelas de EEUU vuelvan a abrirse al final de sus primeros 100 días en el cargo. Biden promete nuevas pautas federales sobre las decisiones de apertura de escuelas, y un esfuerzo “a gran escala” del Departamento de Educación para identificar y compartir las mejores maneras de enseñar durante una pandemia.

Cardona, creció en un proyecto de viviendas polares en Meriden, Connecticut, y pasó por las escuelas públicas de la ciudad antes de volver a trabajar como profesor de cuarto grado en el distrito en 1998. A los 28 años se convirtió en el director más joven del estado antes de ascender a superintendente adjunto del distrito.

Como educador, ha dedicado su trabajo a mejorar la educación de los estudiantes de inglés y a cerrar las brechas entre los estudiantes de color y sus compañeros blancos. Ambos temas han sido luchas perennes en Connecticut, que durante décadas ha tenido una de las mayores brechas de rendimiento en la nación.

La tesis doctoral de Cardona en la Universidad de Connecticut examinó cómo impulsar la “voluntad política” para cerrar las brechas entre los estudiantes que están aprendiendo inglés y sus compañeros. Es un tema personal para Cardona, quien ha dicho que entró en el jardín de infancia hablando sólo en español y luchó por aprender inglés.

Fue elegido para ayudar a dirigir un grupo de trabajo estatal en 2011 que estudió cómo cerrar las brechas de aprendizaje en Connecticut y emitió docenas de recomendaciones. En una actualización del trabajo en febrero, Cardona dijo que las brechas del estado se han ido cerrando pero no con la suficiente rapidez. Al ritmo actual de progreso, dijo, se necesitaría hasta el 2060 para borrar las disparidades.

La pandemia no ha hecho más que aumentar su preocupación por la desigualdad en la educación. En un mensaje de video de septiembre a los maestros de educación especial, dijo que la pandemia ha “exacerbado aún más las brechas en el rendimiento”. Ustedes son los tenientes en esa batalla para cerrar esas brechas”.

Esas preocupaciones impulsaron su trabajo con el gobernador demócrata Ned Lamont para proporcionar computadoras y dispositivos de Internet inalámbricos a los estudiantes de todo el estado. En diciembre, Connecticut dijo que se había convertido en el primer estado en distribuir computadoras portátiles a todos los estudiantes que las necesitaban.

Sus reclamos por la reapertura de escuelas lo pusieron a veces en desacuerdo con los sindicatos de maestros, que han pedido que los edificios escolares se cierren hasta que se cumplan las medidas de seguridad, y también con algunos padres que dicen que se debería ordenar la apertura de las escuelas. Cardona ha tratado de equilibrar sus intereses presionando para que se reabra sin ordenarlo.

A pesar de sus ocasionales conflictos con él, una coalición de sindicatos de educación de Connecticut apoyó previamente su candidatura como secretario de educación de Biden. En una declaración del 18 de diciembre, la coalición dijo que Cardona ha sido puesto a prueba por la pandemia y “sería una fuerza positiva para la educación pública”. “Si bien este desafío ha sido un camino pedregoso – y muchos temas siguen sin resolverse – los maestros y el personal de apoyo de las escuelas han apreciado su apertura y colaboración”, escribió el grupo.

Cardona también fue respaldado por el Grupo Hispano del Congreso, que ha presionado a Biden para que designe a más latinos para puestos del gabinete. En una carta dirigida a Biden este mes, el grupo citó los logros de Cardona y dijo que “comprende plenamente los desafíos que los estudiantes de inglés como segundo idioma (ESL), los latinos y otros estudiantes minoritarios enfrentan en las aulas de Estados Unidos”.

Más allá de la pandemia, el secretario de educación de Biden también tendrá la tarea de revertir una serie de políticas establecidas por la secretaria Betsy DeVos. A lo largo de su campaña, Biden describió a DeVos como una enemiga de las escuelas públicas y se comprometió a instalar un jefe de educación con experiencia en el trabajo en las escuelas públicas. También, dijo que revocará las políticas de la administración Trump, incluyendo las recientes reglas de DeVos sobre el manejo del asalto sexual en el campus.

Los planes educativos de Biden también incluyen medidas que se alinean con los intereses de Cardona. El demócrata ha prometido triplicar los fondos federales del Título I para las escuelas más necesitadas para asegurar que “el futuro de ningún niño esté determinado por su código postal, los ingresos de los padres, la raza o la discapacidad”. Biden también propone un preescolar gratuito y políticas destinadas a hacer más diversas las escuelas y la fuerza docente de la nación.

En diciembre, Connecticut reportó que se había convertido en el primer estado que requería que las escuelas secundarias ofrecieran cursos sobre estudios negros y latinos. Cardona elogió la medida, diciendo que “las identidades importan”.

Reina del Sur