Arauz, el candidato más joven a la presidencia de Ecuador

Telenoticias

QUITO  — Andrés Arauz, el más joven de los 16 candidatos a la presidencia de Ecuador, sale a buscar votantes con ayuda de su mentor: con una imagen en tamaño real del expresidente Rafael Correa se pasea por el país y megáfono en mano promete regalar 1.000 dólares a un millón de familias en caso de llegar al poder.

Fiel a los postulados izquierdistas, ha dicho que no cumplirá el plan de liquidez que mantiene Ecuador con el Fondo Monetario Internacional y que buscará mecanismos legales para obligar a repatriar depósitos que los ecuatorianos tienen en el exterior.

Arauz, quien cumplirá 36 años un día antes de los comicios del 7 de febrero, tiene una licenciatura en Ciencias de la Universidad de Michigan y un doctorado en Economía de la Universidad Autónoma de México. Durante el gobierno de Correa (2007-2017) se desempeñó como ministro de Talento Humano y director del Banco Central.

Hasta poco antes de su postulación presidencial vivía en México, donde hizo su doctorado, junto a su esposa y su hijo. Aunque se define como de clase media, su padre es gerente y propietario de la petrolera Universal Petroleum Services.

Sus dos principales aliados en la campaña son un pequeño camión en cuyo compartimiento de carga lleva un potente sistema de sonido y la imagen de cartón de un sonriente Correa.

“Es el candidato que ofrece replicar el modelo de Correa. Nunca le vi a Arauz hacer una propuesta nueva, innovadora. Tampoco le he visto hacer un mea culpa de temas que ese gobierno no manejó bien, que podrían mejorar o dar un giro. Entonces, lo que propone es volver al modelo de Correa”, dijo a The Associated Press el analista político Santiago Basabe, catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

El experto agregó que, sin ser un buen candidato, “estar anclado a la figura de Correa le alcanza para tener el espacio electoral que tiene y llegar a la segunda vuelta”.

En un mitin de campaña reciente en Calderón, una populosa barriada del extremo norte capitalino, Arauz repitió sus propuestas de campaña, saludó con la mano a los vecinos y les pidió el voto. Mientras, algunos simpatizantes trataban de llegar hasta el vehículo y le gritaban “Andresito, cuenta con mi apoyo y de mi familia”.

Acerca de su estrecha relación con el exmandatario, prófugo de la justicia ecuatoriana tras ser condenado a siete años de cárcel por corrupción, Arauz ha dicho que “el presidente seré yo y el economista Correa será mi principal asesor”.

Reina del Sur