Brasil: Juez anula sentencias del expresidente Lula

Telenoticias

SAO PAULO  — Un juez del máximo tribunal de Brasil anuló el lunes todas las sentencias contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, lo cual por ahora restablecerá sus derechos políticos y le permitirá postularse a la presidencia en las elecciones del próximo año.

La decisión también dejó al descubierto las divisiones políticas del país. Los izquierdistas celebraron el retorno del líder de 75 años al ámbito político, y los conservadores señalaron que los fallos equivalen a impunidad.

Otros vieron la decisión como un intento por preservar una extensa pero criticada investigación de corrupción que ha derivado en múltiples condenas a poderosos empresarios y políticos, pero que también ha sido señalada de irregularidades.

La decisión del juez Luiz Edson Fachin del Supremo Tribunal Federal no sacó conclusiones sobre la extensa investigación Lavajato, enfocada en la paraestatal petrolera Petrobras y de donde surgieron las pesquisas contra Lula. En su lugar, el magistrado señaló que la corte federal de la ciudad de Curitiba, en el sur del país, que sentenció a Lula en dos ocasiones por corrupción y lavado de dinero, no tenía la jurisdicción para mandar al exmandatario a prisión.

Fachin dijo que los casos serán enviados a un tribunal federal del Distrito Federal de Brasil, donde podrán empezar de nuevo.

Los abogados de Lula emitieron un comunicado en el que celebraron la decisión, diciendo que “se apega con todo lo que hemos dicho por más de cinco años en estas demandas”.

Pero la prensa brasileña reportó que el fiscal general del país, Augusto Aras, aliado del presidente conservador Jair Bolsonaro, se prepara para apelar el fallo.

Lula ha sido una figura dominante en la política brasileña durante varias décadas, primero como organizador del sindicato nacional de trabajadores metalúrgicos, que lo lanzó en varios intentos fallidos a la presidencia, y posteriormente como un carismático mandatario cuya popularidad aumentó durante su gobierno entre 2003 y 2010 gracias a las cuantiosas ayudas gubernamentales a los pobres y las inversiones en infraestructura durante el boom de materias primas en el país.

Dejó la presidencia con un índice de popularidad superior al 80%, y el expresidente estadounidense Barack Obama se refirió a él como el político más popular del planeta. Sin embargo, en los últimos años la fortuna dejó de sonreirle a medida que la economía brasileña se estancaba y aumentaban los escándalos de corrupción en torno al exmandatario y su círculo de allegados.

Reina del Sur