Cayó Omar Navarro, el hombre que quería formar su propio cártel de drogas en California

Telenoticias

Omar Alberto Navarro, un hombre de 38 años de edad, vio en estos días como se frustraba y destruía su gran sueño criminal, pues quería lograr fundar su propio cartel de narcotráfico en el estado de California, Estados Unidos, pero no contaba con que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tenía interceptadas sus comunicaciones, por lo que estuvieron al tanto de sus planes y el pasado 26 de marzo llevaron a cabo su detención.

Según recoge el medio hispano en EEUU, Univisión, una investigación federal de ese país que duró varios meses desarticuló la célula de narcotraficantes que lideraba Navarro cuyo modus operandi, señalaron, consistía en comprar la droga directamente a un cartel que opera en Tijuana, del lado mexicano de la frontera; contratas a mujeres que cruzaban cargamentos para no despertar sospechas en las garitas; buscaba establecerse con un socio Texas; e incluso anhelaba hacerse del control de la ciudad de Mexicali.

“Básicamente, Nani, estoy comenzando mi propio pequeño cartel aquí”, es lo que ICE escuchó en una de las conversaciones interceptadas de Navarro, en la que este hablaba con uno de sus cómplices el pasado 8 de diciembre, según una declaración jurada de Cliff Turton Larde, agente de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), parte de dicha dependencia.

“Voy a ir a lo grande”, aseguraba Navarro en referencia a que iría a México para transportar una gran cantidad de narcóticos hacia Bakersfield, su lugar de residencia en el Valle Central de California. Fue también es esa conversación que él afirmó “que Mexicali sería suyo”, lo cual mostraba su intención de dominar el trasiego de narcóticos en esa localidad de Baja California.

Todos los planes se esfumaron la madrugada del viernes 26 de marzo, cuando varios agentes rodearon su casa en Bakersfield, al tiempo que se presentaron en las viviendas de siete socios de Navarro suyos en esa localidad.

La primera vez que los agentes de ICE supieron de las actividades ilícitas de Omar Navarro fue en marzo de 2020, cuando uno de sus distribuidores le vendió un arma de fuego a un informante de esa agencia. Y una vez que un juez federal concedió que le interceptaran el celular, toda su red quedó al descubierto, señala dicho medio.

Entonces fue que descubrieron que ese hombre hacía tratos directos con “un cartel en Tijuana” para comprarles fentanilo y metanfetamina; también que cruzaba por la frontera con su propia gente. De acuerdo con los fiscales de EEUU, solo de septiembre a diciembre de 2020, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) les decomisó en garitas de California más de 380 libras de droga a los empleadosde Navarro.

La investigación reveló que el cartel con el que trabajaba le exigía a Navarro revisar los antecedentes penales de cada una de las personas a las que contrataba y con los que hacía negocios. Entre la plantilla que formó había quiene se dedicaban a vender los narcóticos, colectar las ganancias, comprar autos para esconder la mercancía, reclutar choferes y viajar a México para coordinar el contrabando.

Entre sus técnicas destaca una de antaño: las mujeres ‘mulas’. Lizette Méndez, de 31 años y residente de Delano, California, era una de ellas; pasó más de 140 libras de droga por una garita. Mientras que Mayra Guadalupe Galván, de 31 años y vecina de la misma ciudad, transportó con 119 libras de metanfetamina. Ambas fueron arrestadas el pasado 26 de marzo y enfrentan cargos de narcotráfico.

Y es que la garita de San Ysidro, entre Baja California y California, es la principal puerta de entrada de metanfetamina y fentanilo para los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG), según reportes de la DEA. Esos dos grupos de disputan el control de Tijuana y han convertido a Los Ángeles en uno de sus principales centros de distribución.

Reina del Sur