Letal balacera policial en Río provoca denuncias de abusos

Telenoticias

RÍO DE JANEIRO (AP) —Residentes protestan por una operación policial contra el narcotráfico en la favela de Jacarezinho, en Río de Janeiro, donde al menos 25 personas fallecieron durante el operativo, incluyendo un agente y 24 sospechosos, según la oficina de prensa de la policía civil de la ciudad. 

 Los ecos de una sangrienta balacera de varias horas en dicha demarcación se prolongaron hasta este viernes: las autoridades dijeron que la operación policial eliminó con éxito a dos docenas de delincuentes, por lo que residentes y activistas denunciaron abusos de los derechos humanos.

Poco después del amanecer del jueves, docenas de agentes de la policía civil irrumpieron en Jacarezinho, una favela de clase obrera en la zona norte de la ciudad en busca de  narcotraficantes de una de las organizaciones criminales más conocidas del país, Comando Vermelho, y los cuerpos se apilaron rápidamente.

Cuando cesaron los combates, había 25 muertos, incluyendo un agente y 24 personas a las que las autoridades describieron como “criminales”.

El apodo de “Ciudad Maravillosa” de Río puede parecer a menudo una cruel ironía en las favelas dada su extrema pobreza, los crímenes violentos y el sometimiento a narcotraficantes o milicias. Pero incluso aquí, los enfrentamientos del jueves fueron una flagrante anomalía que los analistas calificaron como una de las operaciones policiales más letales en la historia de la ciudad.

Unos 50 residentes de Jacarezinho salieron más tarde a una estrecha calle para seguir a los miembros de la comisión de derechos humanos de la legislatura estatal durante una inspección. Los residentes gritaban “¡Justicia!” mientras aplaudían y algunos levantaron el puño derecho.

Felipe Curi, detective de la policía civil de Río, negó que se hubiesen realizado ejecuciones.

“No se mató a ningún sospechoso. Todos eran traficantes o criminales que trataron de quitarle la vida a nuestros agentes y no hubo otra alternativa”, afirmó en una conferencia de prensa.

Según Curi, algunos sospechosos trataron de refugiarse en casas de vecinos y seis de ellos fueron arrestados. La policía confiscó también 16 pistolas, seis fusiles, una ametralladora, 12 granadas y una escopeta, agregó.