Filas e incógnitas tras anuncio de Cuba sobre dólares

Telenoticias

LA HABANA — Un día después que el gobierno cubano anunciara que no aceptará más depósitos de efectivo de dólares en sus bancos a partir del 21 de junio, como consecuencia de las sanciones de Estados Unidos, muchos ciudadanos reaccionaron haciendo colas frente a los bancos este viernes.

Algunos expertos consideraron que la “incertidumbre” que esta decisión abrió es un riesgo grande para una economía como la de la isla, sometida a una profunda crisis.

“Esta es una medida para mi gusto apresurada y fuera de contexto”, dijo a The Associated Press Maricela Domínguez, trabajadora autónoma de 66 años frente a un banco capitalino mientras hacía fila. “El Estado va a tener en los próximos siete días una recaudación de dólares que es superior. ¿Qué va a pasar después? Hay muchas incógnitas”.

El jueves por la noche, el Banco Central de Cuba (BCC) dio a conocer mediante una nota oficial y con funcionarios compareciendo en la televisión que a partir del 21 de junio las personas no podrán ingresar dólares efectivos en sus cuentas en dicha moneda en las entidades que operan en el país.

La presidenta del BCC, Marta Wilson, indicó que la decisión obedece a que Cuba cuenta con un “acumulado” de billetes de dólares que no puede colocar en entidades financieras del extranjero debido a la persecución que Estados Unidos tiene sobre la isla, especialmente en su sector financiero.

En la calle y en las redes sociales el argumento fue criticado, pues el mes pasado las propias autoridades dejaron de vender dólares en el aeropuerto –la única sucursal que lo hacía– a la tasa oficial para quienes viajaban al extranjero bajo el argumento de que no había divisas.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, reconoció que el país enfrenta serios problemas de liquidez en el marco de una situación muy tensa por las restricciones impuestas desde Washington y la paralización provocada por la pandemia de COVID-19.

Desabasto, colas, incremento de precios y mercado negro afectaron a los cubanos en estos meses. El Producto Interno Bruto decreció 11% en 2020.

La tasa oficial establece que el dólar equivale a 24 pesos cubanos, pero en la práctica el Estado no vende moneda verde, por lo que la única forma de conseguirlo es en el mercado informal, que llegó a cotizar antes de los anuncios a más de 60 pesos cubanos por un dólar.

Dada la falta de ingresos en monedas extranjeras –el turismo y las remesas son vitales y se encuentran estancadas– el gobierno abrió en los meses pasados tiendas en dólares para la población pero para comprar la gente debe pagar con tarjetas que los cubanos alimentan desde sus cuentas en esa moneda, sea consiguiéndola por alguna vía –informal– y depositando —lo que ya no podrán hacer— o por transferencias desde el extranjero.

Reina del Sur