Hoy se cumple 12 años del devastador terremoto en Haití

Hoy se cumple 12 años del devastador terremoto en Haití

Hoy se cumplen 12 años del devastador terremoto en haiti, cuya magnitud de 7 grados en la escala de Richter con epicentro a 15km en Puerto Príncipe, provoco la muerte a más de 250 mil personas.

El trágico sismo dejó alrededor de 350 mil heridos y más de 1.5 millones de personas se quedaron sin hogar, según cifras del gobierno haitiano.

A 12 años del terremoto en Haití

El 12 de enero de 2010 la capital de Haití quedó bajo los escombros. En pocos segundos, un movimiento sísmico de 7 grados en la escala de Richter dejó el 65% de las construcciones en la zona metropolitana de Puerto Príncipe-Pétionville totalmente colapsada o con un alto grado de destrucción.

Más de 250.000 personas perdieron la vida y más de dos millones quedaron en la calle. El centro de comando de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah) también colapsó, dejando sin cabeza a la fuerza de militares de múltiples banderas que operaba en el país.

Una semana después de la tragedia, el Consejo de Seguridad autorizó un aumento de 3500 efectivos de mantenimiento de la paz para Haití, que se sumaron a los 9000 que ya estaban en el país para reforzar a la Misión de Asistencia la ONU y ayudar con los esfuerzos de recuperación, reconstrucción y estabilidad.

La Misión de la ONU en Haití, MINUSTAH, no escapó a los efectos del terremoto: el Hotel Christopher, que albergaba su sede, colapsó y murieron 102 miembros del personal de la ONU, incluido el representante especial del Secretario General en el país caribeño, Hédi Annabi, su segundo Luiz Carlos da Costa, y el comisionado de policía interino, Doug Coates de la Policía de Canadá.

Unos 132 trabajadores de la ONU fueron rescatados con vida por equipos internacionalesa pesar de haber pasado cinco días atrapados bajo los escombros del edificio.

Ayuda para Haití

Todas las líneas telefónicas se colapsaron, Internet pasó a ser fundamental y las redes sociales se usaron para la obtención y difusión masiva de información y para transmitir imágenes del suceso.

La ayuda era necesaria, se trataba de uno de los países más pobres de América y que ocupaba el puesto 149 de 182, según el Índice de Desarrollo Humano, algo que preocupaba, sobre todo por la escasa capacidad que había en los hospitales, servicios básicos de salud y primeros auxilios para cubrir una catástrofe así.

La ayuda no se hizo esperar, tanto Estados Unidos como los países latinoamericanos y europeos, la Cruz Roja Internacional, la Secretaría General Iberoamericana, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, entre otros, anunciaron que enviarían dinero, alimentos, voluntarios, bomberos, expertos, sanitarios.

Se trata de un país en el que hay un grave problema con la falta de acceso a la atención de salud, sobre todo entre las personas con menos recursos y en las zonas rurales. Aunque hay servicios privados de atención sanitaria, son prestados por diferentes ONG, incluso los datos facilitados por la Organización Panamericana de la Salud muestran que el 80% de los 10 millones de habitantes no tiene acceso mínimo al conjunto de servicios de agua potable y saneamiento.

 

Reina del Sur