Violencia en Cisjordania deja 3 palestinos muertos

Violencia en Cisjordania deja 3 palestinos muertos

JERUSALÉN (AP) — Las fuerzas israelíes allanaron un campo de refugiados en la Cisjordania ocupada a primera hora de este jueves, lo que provocó un intercambio de disparos que dejó dos palestinos muertos y 15 heridos, dijo el Ministerio de Salud palestino.

En un incidente separado, un palestino apuñaló a un hombre israelí de 28 años en un autobús en Cisjordania antes de ser asesinado por un transeúnte, explicó el ejército israelí. Según el servicio de emergencias Magen David Adom, la persona agredida fue atendida y trasladada a un hospital.

Los videos que circulaban en redes sociales mostraron humo en el centro del campo de Yenín, mientras que de fondo se podían escuchar disparos. Otros parecían mostrar a soldados israelíes y pistoleros palestinos moviéndose por sus estrechas calles.

El cateo se produjo dos días después de que un palestino de una aldea próxima a Yenín disparó y mató a cinco personas en el centro de Israel, dentro de una serie de ataques que en los últimos días han causado un total de 11 muertes.

Sanad Abu Atiyeh, un adolescente de 17 años, y Yazid al-Saadi, de 23, perdieron la vida en la redada, dijo el Ministerio de Salud palestino, que reportó también que Nidal Jaafara, de 30 años, murió por disparos cerca de la ciudad cisjordana de Belén, en una aparente referencia al apuñalamiento.

Según el ejército israelí, sus tropas fueron atacadas tras entrar a Yenín para arrestar a sospechosos. Un soldado resultó herido y fue evacuado a un hospital, agregó.

Yenín fue el escenario de una de las batallas más sangrientas de la segunda intifada, o revuelta, palestina. En abril de 2002, las fuerzas israelíes se enfrentaron a insurgentes palestinos en el campo durante tres semanas. De acuerdo con Naciones Unidas, murieron 23 soldados israelíes y al menos 52 palestinos, entre los que había civiles.

En los últimos años, la Autoridad Palestina — que administra partes de la Cisjordania ocupada y se coordina con Israel en asuntos de seguridad — parece tener poco control sobre Yenín. Las fuerzas israelíes que operan dentro y alrededor de la ciudad y el campo suelen ser atacadas.

El grupo insurgente Yihad Islámica anunció una “movilización general” de sus combatientes tras el allanamiento del jueves.

En el incidente del martes, un palestino de 27 años de la localidad cisjordana de Yabad, cerca de Yenín, mató a cinco personas en un ataque metódico. El domingo en la noche, una balacera perpetrada por dos simpatizantes del grupo extremista Estado Islámico en Hadera, en el centro del país, se cobró la vida de dos policías. La semana pasada, un atentado con atropello y apuñalamiento en la ciudad sureña de Beersheba — cuyo autor estaba inspirado también por la milicia radical — mató a cuatro personas. Los dos ataques reclamados por EI fueron obra de ciudadanos árabes de Israel.

La última ola de violencia ha vuelto a llevar a primera plana la cuestión palestina en un momento en el que Israel se centra en forjar alianzas con países árabes contra Irán. Israelíes y palestinos no mantienen conversaciones de paz serias desde hace más de una década y el primer ministro israelí, Naftali Bennett, se opone a la creación de un Estado palestino.

Líderes israelíes, jordanos y palestinos han celebrado reuniones en las últimas semanas, e Israel anunció una serie de gestos de buena voluntad en un esfuerzo por mantener la calma antes de la celebración del mes sagrado del islam, el ramadán, que comienza este fin de semana.

Esperan evitar que se repita la situación del año pasado, cuando los choques en Jerusalén derivaron en una guerra de 11 días en Gaza, pero los recientes ataques han avivado las tensiones. Tras una reunión del consejo de seguridad el miércoles en la noche, Israel decidió seguir adelante con sus planes para aliviar las restricciones a los palestinos en la Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza.

Israel capturó el este de Jerusalén, Cisjordania y Gaza — territorios que los palestinos quieren para su futuro estado — en la Guerra de los Seis Días de 1967. Israel se anexionó Jerusalén Este, un movimiento no reconocido por la comunidad internacional. En Cisjordania, está construyendo y ampliando constantemente los asentamientos judíos, considerados ilegales por gran parte del mundo.

Israel se retiró de Gaza en 2005 y el grupo insurgente palestino Hamas tomó el poder allí dos años después. Desde entonces, las fuerzas israelíes y Hamas han librado cuatro guerras, e Israel y Egipto impusieron un bloqueo sobre el territorio, en el que viven más de dos millones de palestinos.