Inusual huelga de repartidores de comida en Dubái para reclamar subas de salario

Inusual huelga de repartidores de comida en Dubái para reclamar subas de salario

Repartidores de comida a domicilio que trabajan para conocidas aplicaciones móviles hicieron huelga este martes en Dubái, algo muy inhabitual aqui, para exigir una mejor remuneración, en la segunda movilización de este tipo en los últimos días en el emirato del Golfo.

Las oenegés de defensa de los derechos humanos suelen criticar las malas condiciones laborales de numerosos trabajadores migrantes, la mayoría oriundos del subcontinente indio.

Varios repartidores de Talabat, rama local de la empresa alemana Delivery Hero, especializada en el reparto de comidas, se negaron a trabajar este martes, reclamando un aumento de sus sueldos en un contexto de inflación mundial.

En general, se organizan muy pocas huelgas en los Emiratos Árabes Unidos, país al que pertenece Dubái y que prohíbe cualquier manifestación pública. La ley emiratí autoriza a las empresas a “suspender” a sus empleados huelguistas.

Talabat aseguró que ayuda a sus empleados a “satisfacer las necesidades de sus familias” pagando un sueldo mensual “de alrededor de 3.500 dírhams de media” (unos 900 euros, 953 dólares), en función de las carreras realizadas.

“Entendemos que las realidades económicas y políticas cambian constantemente, y seguiremos escuchando siempre lo que tengan que decir los repartidores”, indicó Talabat en una declaración enviada a la AFP.

Aunque estimó que más del 70% de los empleados no están satisfechos con su sueldo, la compañía no precisó si pensaba responder a las peticiones de los huelguistas.

Esta movilización sigue a la realizada la semana pasada por los trabajadores de Deliveroo, otra plataforma del mismo tipo que contemplaba reducir los tiempos de trabajo y los sueldos.

Desde entonces, la empresa afirmó a la AFP que había puesto su proyecto “en pausa”.

En el contexto de inflación actual, y en un país en el que el costo de la vida es ya de por sí muy elevado, los repartidores de Talabat o Deliveroo tuvieron que hacer frente a un aumento de los gastos en las últimas semanas, sobre todo los relacionados con el combustible, que deben pagarse ellos.

Lo Reciente