Comisión de la UE propone plan para luchar contra la pornografía infantil

Comisión de la UE propone plan para luchar contra la pornografía infantil

BRUSELAS (AP) — El brazo ejecutivo de la Unión Europea dio a conocer el miércoles un plan para exigir que las plataformas en línea detecten y denuncien el intercambio de imágenes de abuso sexual infantil en Internet, lo que rápidamente desencadenó problemas de privacidad.

El reglamento, que debe ser aprobado por los países miembros y el Parlamento de la UE, obligaría a las empresas que operan en la UE a detectar, informar y eliminar el material.

La detección voluntaria es actualmente la norma y la Comisión cree que el sistema no protege adecuadamente a los niños ya que muchas empresas no hacen el trabajo de identificación.

Los informes de abuso sexual infantil en línea en el bloque de 27 naciones aumentaron de 23,000 en 2010 a más de 1 millón en 2020. La agencia policial internacional Interpol también informó un aumento en la distribución en línea de imágenes sexualmente explícitas de niños durante el COVID-19 pandemia.

Se ha notado un aumento similar a nivel mundial, con informes de abuso infantil en Internet que aumentaron de 1 millón a casi 22 millones durante 2014-2020 y se identificaron más de 65 millones de imágenes y videos de niños víctimas de abuso sexual.

“No solo está creciendo el número de informes, sino que estos informes hoy en día se refieren a niños más pequeños”, dijo Ylva Johansson, comisaria de Asuntos Interiores de la UE.

“Estos informes son fundamentales para iniciar investigaciones y rescatar a los niños del abuso continuo en tiempo real”, agregó. “También se necesita con urgencia la detección, denuncia y eliminación del abuso sexual infantil en línea para evitar que se compartan imágenes y videos del abuso sexual infantil, que vuelve a traumatizar a las víctimas a menudo años después de que el abuso sexual ha terminado”.

En la práctica, los proveedores tendrán que evaluar el riesgo de que sus servicios se utilicen indebidamente para difundir material de pornografía infantil o para el grooming, y deberían proponer medidas de mitigación del riesgo. Si las autoridades competentes de los países de la UE descubren que existe un riesgo de abuso después de revisar la evaluación de riesgos, podrán solicitar a un tribunal que emita una orden de detección.

La Comisión de la UE insiste en que la nueva regla ofrecería fuertes garantías para el respeto de la privacidad y los datos personales, aunque los críticos han dicho que la propuesta podría permitir a las empresas espiar a los usuarios.

El grupo de derechos digitales EDRi advirtió que la propuesta parece exigir un escaneo generalizado de las comunicaciones privadas y desanimaría a las empresas a brindar servicios de encriptación de extremo a extremo, que codifican los mensajes para que nadie más pueda leerlos y sean utilizados por las aplicaciones de chat Signal y WhatsApp. El grupo teme que las empresas de tecnología tomen las medidas más intrusivas para evitar problemas legales.

“La Comisión Europea está abriendo la puerta a una amplia gama de tácticas de vigilancia autoritaria”, dijo la asesora de políticas Ella Jakubowska.

Hoy, dijo, las plataformas en línea escanearán los mensajes privados en busca de contenido de abuso sexual infantil. “Pero una vez que estos métodos están disponibles, ¿qué impide que los gobiernos obliguen a las empresas a buscar evidencia de disidencia u oposición política mañana?”.

La Comisión dijo que cualquier revisión se llevaría a cabo de forma anónima y que solo se tomarían medidas para identificar a los usuarios en caso de que se haya identificado un posible abuso infantil. Además, la tecnología utilizada no permitiría extraer más información que la necesaria para detectar el abuso.

 

“El cifrado es una herramienta importante para la protección de la ciberseguridad y la confidencialidad de las comunicaciones”, agregó la Comisión. “Al mismo tiempo, los delincuentes podrían abusar de su uso como un canal seguro para ocultar sus acciones, lo que obstaculizaría los esfuerzos para llevar a los perpetradores de abuso sexual infantil ante la justicia”.

Para ayudar a los proveedores a identificar mejor el abuso, la Comisión propuso la creación de un Centro de la UE sobre abuso sexual infantil que actúe como un “centro de experiencia”. Sería similar al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, un centro de referencia estadounidense sin fines de lucro que ayuda a familias y víctimas explotadas.

Según los planes de la Comisión Europea, el centro ayudaría a coordinar acciones entre las 27 naciones de la UE en las áreas de aplicación de la ley, disuasión y asistencia para víctimas de abuso sexual infantil.

Durante la pandemia, los bloqueos impuestos para frenar la propagación del coronavirus exacerbaron el problema de los niños, que pasaban más tiempo en línea y eran más vulnerables a los depredadores. Según la organización benéfica Internet Watch, hubo un aumento del 64% en los informes de abuso sexual infantil confirmado en 2021 en comparación con el año anterior.