Padres de alumnos denuncian que la Policía “no hizo nada” para poner fin al tiroteo en la escuela en Texas

Padres de alumnos denuncian que la Policía “no hizo nada” para poner fin al tiroteo en la escuela en Texas

Padres de alumnos de la escuela primaria de Uvalde, en Texas (EE.UU.), que este martes fue escenario de una masacre escolar en la que perdieron la vida 19 niños y dos adultos, acusan a la Policía local y federal de “no hacer nada” para acabar con el tiroteo, reportó el jueves The Wall Street Journal. 

Angeli Rose Gómez, cuyos hijos cursan segundo y tercer grado en la escuela, indicó al diario que condujo 40 millas (64 kilómetros) hasta la escuela cuando saltó la noticia del tiroteo y que una vez allí observó una falta de respuesta de las fuerzas del orden. 

“La Policía no hacía nada”, afirmó la mujer, agregando que los oficiales “estaban de pie fuera de la valla, no estaban entrando ahí ni corriendo a ninguna parte”.  

Asimismo, Gómez contó que fue esposada por los policías por “intervenir en la escena de un crimen activo”, ya que ella y otros padres estaban exigiendo a los oficiales que entraran en la escuela. A continuación, la mujer fue liberada, saltó la valla de la escuela, corrió hacia el interior del colegio para coger a sus hijos y consiguió salir con ellos, escribe el diario.

En redes sociales, también se difundieron videos en los que aparecen padres suplicando a los agentes que entren en la escuela y salven a sus hijos. 

Pasó una hora hasta que el atacante fue neutralizado

Mientras, las autoridades de Texas confirmaron en rueda de prensa que el tirador permaneció encerrado en un aula con alumnos durante una hora antes de que los policías le hicieran frente y lo abatieran. “Numerosos” agentes de Policía se habían reunido justo fuera de la sala, pero no intentaron forzar la puerta durante esa hora, señalan los funcionarios, agregando que los agentes decidieron retirarse y esperar hasta que llegara una unidad táctica especializada.

Según Víctor Escalón, director del Departamento de Seguridad Pública local, los agentes armados llegaron a la escuela primaria Robb unos cuatro minutos después de que el tirador entrara por una puerta lateral, pero fue “aproximadamente una hora más tarde” cuando un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza estadounidense llegó a la escuela, irrumpió en el aula y mató al atacante.

“Hay muchas posibilidades. Había numerosos oficiales”, afirmó Escalón, al ser preguntado sobre si los agentes podrían haber entrado en el aula antes. El funcionario subrayó que se podrá dar una respuesta precisa cuando se haya interrogado a todos los policías.

  • La masacre escolar de este martes fue la más mortífera en la historia de Texas y la segunda por número de víctimas mortales en escuelas primarias, intermedias o secundarias a nivel nacional, según The New York Times. El ataque se saldó con al menos 21 muertos, incluidos 19 niños. 
  • El tiroteo ocurrió a las 11:30 (hora local), cuando Salvador Ramos, un estudiante de secundaria de 18 años en la misma localidad, estrelló su coche fuera de la escuela y corrió hacia el edificio. El atacante también había disparado a su abuela antes de dirigirse al lugar de la masacre.
  • Posteriormente, uno de los agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajaba cerca corrió hacia la escuela, disparó y mató a Ramos, que se ocultaba tras una barricada, según un funcionario de las fuerzas del orden que habló bajo anonimato. El oficial resultó herido, pero pudo salir de la escuela por su propio pie.