Gobierno sembrará 300 mil tareas de maíz y sorgo en la región Sur en terrenos que cosechen habichuelas y tomates

Telenoticias

AZUA.- El ministro de Agricultura, Limber Cruz, anunció este jueves que luego de terminada la actual cosecha de tomate, habichuelas y otros rubros, serán reemplazadas con cultivos de maíz y sorgo unas 300 mil tareas de tierra.

El programa de sustitución de cultivos se encuentra en fase de ubicación de los terrenos en las provincias de Azua, Peravia, San Juan y Pedernales, para paliar los efectos de los altos precios de los insumos internacionales utilizados en la crianza de pollos y cerdos con fines comerciales.

Con esta novedad el Gobierno otorgará los fondos necesarios mediante financiamientos a tasa cero de interés en favor de los productores y garantizará el cien por ciento de la venta de las cosechas a través de la industria porcina y avícola. 

Al encabezar el inicio de la zafra de tomate industrial 2020-2021, cuya producción actual se estima en cinco millones de quintales del producto, Limber Cruz expresó que está trabajando arduamente mediante acuerdos con el sector productivo y comercial para estabilizar los precios de los productos de la canasta básica.

“El Gobierno seguirá apoyando toda la producción nacional. Estamos dispuestos a impulsar en el programa de siembra de maíz y sorgo en todo el país de más de 300 mil tareas que van a tener financiamientos a tasa cero, preparación de tierras y los insumos necesarios para devolver la buena productividad. Por eso estamos aquí”, indicó.

La zafra de tomate industrial es la número 72, la cual, de acuerdo con los industriales representa un puente generador de ingresos y desarrollo para el país; para la actual cosecha se emplearon 70 mil tareas y dicha actividad involucró a siete mil agricultores de manera directa y más de 40 mil personas entre trabajadores y participantes de la cadena comercial.

Luis Cabrera, en representación de la Federación de Campesinos Independientes Mamá Tingó (FECAINMAT), mostró su satisfacción por el apoyo brindado por el Gobierno para mejorar la productividad del tomate, rubro que representa un pilar en la economía de la provincia.

La organización que agrupa a 85 agricultores, 23 de los cuales que pertenecen al sector tomate fueron beneficiados con el financiamiento gubernamental. Manifestó que de las mil 200 tareas que poseen, más de 300 están dedicadas al cultivo del rubro y en los próximos meses serán reutilizadas para la siembra de maíz y sorgo.

En la actual zafra tendrán la agrupación tendrá una cosecha de 24 mil quintales, cuyas ganancias se estiman en más de siete millones de pesos en beneficio de los agricultores.

“Sabemos que los productores y productoras tenemos la responsabilidad de producir el alimento de la población y eso es posible cuando contamos con funcionarios y con la dirección del Estado, y así trabajamos para garantizar la alimentación de este pueblo”, sostuvo.

Reina del Sur