Sociedad de Pediatría rechazan despenalización del aborto

Telenoticias

Santo Domingo.- Tras varias reuniones y un consenso del  72% de los pediatras asociados,  La Sociedad Dominicana de Pediatría fija su postura ante el tema de “Las Tres Causales”, rechazando de plano la aprobación de estas para justificar el aborto, ya que argumentan que  son anticientíficas, así como la puerta de entrada al relajamiento y al abuso de millones de niños que tienen el derecho a nacer y a vivir.

Las declaraciones fueron expuestas mediante un comunicado de prensa de la sociedad médica, quienes llevaron este acuerdo entre sus 17 filiales, siendo uno de los gremios más grandes de la medicina especializada en el país.

Los doctores Marcos Diaz Gullen y Pedro Marte, representantes de la directiva de esta sociedad especializada en la salud infantil, desmontan la posición presentada explicando cada causal, agregando que este documento médico fue depositado ante la Comisión Especial de la Cámara de Diputados que estudia el Proyecto de Ley.

“El aborto es el término médico que define la pérdida o finalización del embarazo antes de cumplirse las 20 semanas de gestación. El aborto espontáneo es la respuesta natural y fisiopatológica en ese rango de tiempo en el estado gestación. Cuando el aborto es provocado, existe un dolor disfrazado de cientificismo para justificarlo”, asi cita este informe.

Los pediatras consideraron que no puede basarse esta decisión en un parecer, sino en la ciencia, que es la base en la que se fundamenta la práctica profesional del médico.  Las tres causales para justificar el aborto a evaluar son: 1- El inminente peligro de muerte de la mujer embarazada; 2- La violación o incesto y; 3- Malformaciones congénitas incompatibles con la vida.

“Por nuestros estudios, los médicos sabemos que al momento de la fecundación se producen los siguientes fenómenos: Restablecimiento del número diploide de cromosomas, la mitad proviene del padre y la otra mitad de la madre. Por lo tanto, el cigoto, que es la célula resultante de la unión de las células sexuales masculinas y femeninas a partir de la cual se desarrolla el embrión, contiene una combinación de cromosomas distinta a la de los progenitores. Por lo tanto, ese embrión o el feto, es un ser humano distinto que no es parte del cuerpo materno”, puntualizó Díaz  Guillén.

El comunicado destacó que decidir sobre una persona no nacida, en una etapa de la vida que los pediatras tanto han defendido, es un crimen; agregando que este es el tiempo de más indefenso  y vulnerable del ser humano.

Reina del Sur