Dominicano Deury Corniel sueña en convertirse en el mejor kitesurfer del mundo

Telenoticias

El subcampeón mundial de kitesurf Deury Corniel, reveló su rutina de entrenamiento en Cabarete a través de “Backyards”, serie de Red Bull en YouTube, donde cuenta que  cada día su determinación es llevar cada truco a un nivel superior y convertirse en el mejor kitesurfer del mundo.

Este joven dominicano de 21 años ama su deporte y sabe que en cuanto se mete en el agua, ya está listo para afrontar los retos del kitesurf de ese día. Por eso, el tiempo que pasa en la playa al amanecer es clave para su filosofía de trabajo, que se basa en prepararse mental y físicamente para poder ser exigente consigo mismo y entrenar al límite.

“Me levanto temprano, miro el tiempo, el viento, hago yoga, o voy a andar o a correr”, explica.“Luego entreno físico y después al agua, a entrenar mucho”.

“Necesitas este momento para empezar el día con tu cabeza nueva, desde cero. Cada día es un nuevo día para mí, que se basa en que voy a hacer kite y que voy a hacerlo mejor”.

“Todo tiene una función. Tu mente es lo que controla. Cuando estás bien mental y físicamente, necesitas un momento de relajación, de relajar los músculos. Se usa mucho el yoga. Nosotros como es un deporte extremo siempre estamos haciendo cosas muy bruscas, así que en este momento no piensas mucho. Escuchas el viento, el mar, el agua, la arena… Y estás tranquilo. Es tu momento”.

Después de una larga pausa, Corniel ha vuelto a competir hace poco en el Freestyle World Cup en Tarifa, España. Sus rutinas de entrenamiento le han ayudado a evitar lesiones y a estar concentrado en su ambición de ser el mejor en su disciplina.

Tiene un plan diario muy claro en su casa en Cabarete, uno de los centros del surf más populares del Caribe. También tiene su propio gimnasio en el patio de su casa: un juego de pesas, un espejo, una esterilla y una cuerda con una barra que cuelga de la rama de un árbol. Muy sencillo, pero funciona.

“Necesitas tener un buen físico, no puedes estar muy pesado y tú tienes que estar conforme contigo mismo para poder avanzar”, afirma. “Cada truco tiene su disciplina y tienes que entrenar para prevenir lesiones”.

Después de haber despejado su mente y haber trabajado su cuerpo, ahora llega el momento en el que Corniel coge su tabla, surca las olas y prueba trucos nuevos. Sin horarios, sin prisas, hasta que se siente cansado… pero eso puede llevar mucho tiempo.

“El kite no me cansa, lo puedo hacer horas y horas cada día”, dice. Y si está en el agua con amigos, la situación ayuda y le motiva aún más para exigirse y probar cosas nuevas.

“Hay mucha competición entre riders, si estás entrenando con otra persona y hacen un truco, tú quieres ir a sobrepasar ese truco y cuando no lo puedes hacer, sigues intentándolo. La sensación de eso es grande. Para mí es una de las cosas que más disfruto en la vida”.

Se supera cada día, con la mira puesta en conseguir un 10 del jurado en la competición. Sabe que el compromiso que se necesita para ello no sería posible si no tuviera la pasión que siente por el deporte y el lugar en el que lo practica.

“Kitesurf es mi trabajo, mi deporte ideal, es mi pasión”, asegura. “Estar con mi cometa en el agua, con buen clima y viento constante, es la mayor sensación que hay”.

Lo Reciente

Reina del Sur