Hoy se cumple 49 años del asesinato de Francisco Caamaño Deñó

Hoy se cumple 49 años del asesinato de Francisco Caamaño Deñó

Santo Domingo.- Hoy 16 de Febrero se cumple 49 años del asesinato de Francisco Alberto Caamaño Deñó, quien buscaba el derrocamiento del gobierno de Joaquín Balaguer, al que acusaba de ser un servil a los intereses estadounidense.

Francisco Caamaño había desembarcado días antes del 16 de febrero de 1973, por playa Caracoles, en Azua, en la costa sur del país, comandando un grupo de hombres con la finalidad de comenzar la lucha armada en las montañas para combatir el régimen de los 12 años del presidente Joaquín Balaguer.
 
Este se encontraba junto a Claudio Caamaño, Hamlet Hermann, Toribio Peña Jáquez, Juan Ramón Payero Ulloa, Mario Nelson Galán Durán, Alfredo Pérez Vargas, Eberto Lalane José y Ramón Euclides Holguín Marte.
 
Cuando Balaguer se entero de la llegada de estos, ordenó a todos sus altos mandos militares enfrentar a los guerrilleros. Caamaño fue capturado a las 2:00 de la tarde del 16 de febrero de 1973 y ejecutado a las 5:00 de la tarde.

Luego de ser prisionero, fue ejecutado a los 41 años en 1973 en el paraje Nizaíto, de San José de Ocoa, por órdenes de Joaquin Balaguer. Un crimen de Estado aún impune.

Dos de sus compatriotas, Claudio, Hamlet y Peña Jáquez fueron los únicos sobrevivientes y exiliados en aquel entonces.

 

Historia

Caamaño Fue el líder de la resistencia constitucionalista que en 1965 buscaba devolver el poder a Juan Bosch, el primer presidente electo de forma democrática tras tres décadas de dictadura protagonizada por Rafael Leónidas Trujillo, y derrocado con un golpe de Estado, en septiembre de 1963.

fue hijo del general Fausto Caamaño Medina, fallecido en 1986. Su padre era un prominente militar durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo y llegó a recibir las más altas condecoraciones del régimen, ostentando, incluso, el cargo de secretario de Estado de las Fuerzas Armadas (ministro de Defensa) desde 1952 a 1955.
 
Caamaño Deñó ingresó muy joven a la Marina de Guerra, donde se graduó de alférez y avanzó rápido en el escalafón militar. Durante los últimos años de la era de Trujillo, Caamaño comandó el Cuerpo de Cascos Blancos de la Policía Nacional.
 
Al estallar la Revolución del 24 de Abril, Caamaño encabezó el movimiento creado por el coronel Rafael Fernández Domínguez, quien se encontraba en Puerto Rico con impedimento de entrada al país; inspirado en devolver a la nación el orden constitucional violado en 1963, primero frente a los militares golpistas y luego frente a la invasión norteamericana, convirtiéndose en el líder indiscutible de la Guerra de Abril.
 
Ante la inminente invasión estadounidense con el pretexto de proteger vidas y bienes de ciudadanos estadounidenses y la llegada de la 82 división aerotransportada de la Armada de Estados Unidos, con 42,000 marines, Caamaño participó en una reunión en la Embajada Estadounidense en Santo Domingo, donde el embajador le dijo a Caamaño que no estaba en calidad de negociar, sino de rendirse.
 
A raíz de estos acontecimientos, el 3 de mayo de 1965, contando Caamaño con 32 años de edad, el Congreso Nacional lo eligió y lo designó como presidente Constitucional de República Dominicana, tomando posesión de la presidencia el día 4 de mayo, en el Parque Independencia.
 
El coronel Fernández Domínguez regresó clandestinamente incorporándose a la lucha, cayendo en combate en la toma al Palacio Presidencial el 19 de mayo. Caamaño ocupó la posición de la Presidencia hasta el 3 de septiembre de ese mismo año, cuando presentó su renuncia en un acto masivo en la Fortaleza Ozama, tras la firma del Acta de Reconciliación Dominicana (Acto Institucional).