Gobierno RD envía comandos militares especiales a la frontera por secuestro diplomático

Gobierno RD envía comandos militares especiales a la frontera por secuestro diplomático

SANTO DOMINGO.- El Gobierno de República Dominicana ha enviado varios comandos de tropas especiales a la zona fronteriza luego de que una pandilla haitiana secuestrara a un diplomático dominicano por cuyo rescate pide 500 mil dólares.

EL DÍA confirmó el envío de soldados, helicópteros y un avión de vigilancia que realiza patrullaje aéreo y terrestre en los cuatro principales puntos fronterizos con Haití.

la pandilla haitiana conocida como «400 Mawozo» (400 Novatos) secuestró el sábado al agregado agrícola y comercial de la embajada de República Dominicana en Haití, Carlos Guillén Tatis, cuando éste se trasladaba en su vehículo desde Puerto Príncipe hasta Jimaní para pasar con su familia el asueto del fin de semana.

El Ejército nacional ha movilizado soldados de los «Cazadores» a Dajabón; «Comandos Especiales» a Jimaní; Cimarrones a Pedernales, carros de asalto blindado V150, Tanquetas RM y coñoles navales Reynosa también a Jimaní.

La «400 Mawozo», es la misma pandilla que el año pasado secuestró 17 misioneros estadounidenses por los que pidieron un rescate millonario. Aunque los misioneros fueron liberados nunca se informó si se pagó el rescate, pero tampoco se supo de operativos policiacos-militares para lograr su liberación.

Una fuente del más alto nivel de inteligencia del Gobierno dominicano confirmó a EL DÍA que han mantenido contacto con el Gobierno haitiano y que éste se ha mostrado dispuesto a trabajar en coordinación con las autoridades de este lado de la isla en procura del rescate del Guillén Tatis.

Las pandillas tienen el control de la mayor parte del territorio de Haití, sin que el Gobierno de ese país haya podido someterlas y la «400 Mawoso tiene como territorio de influencia justo la zona donde fue secuestrado el diplomático dominicano.

El embajador, Faruk Miguel, informó que formulaba la solicitud de investigación cumpliendo instrucciones del gobierno dominicano, impartidas por el canciller Roberto Álvarez.