Una transformación en el Día Nacional de la Ética Ciudadana

Una transformación en el Día Nacional de la Ética Ciudadana

Santo Domingo-, Con la culminación del proceso de elecciones para escoger a los miembros de las Comisiones de Integridad Gubernamental y Cumplimiento Normativa (CIGNC), en 22 ministerios, la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP), y la Contraloría General de la República, se inició un nuevo proceso de transparencia en el Estado dominicano.  

Durante el desarrollo de este proceso fue fundamental que cada uno de los servidores públicos postulados para formar parte de la comisión desarrollara una campaña en valores, tomando como eje principal la responsabilidad, la ética y la vocación de servicio.

El pasado 27 de abril culminó la captación de simpatizantes para todos los participantes, destacando el valor de la trasparencia como el más fundamental para la buena gestión pública.

Las actividades contaron con la dirección de las comisiones electorales de cada uno de los ministerios, conformada por los responsables de Recursos Humanos, Comunicaciones, Libre Acceso a la Información Pública, Tecnología de la Información y Calidad Institucional. Y éstas, con el soporte de la máxima autoridad de cada institución. 

La Dirección de Ética, durante todo el proceso, ofreció acompañamiento a los ministerios y direcciones generales, respetando la libertad de establecer sus propias metodologías, horarios, plazos y modalidad de votación digital o manual de acuerdo con sus posibilidades.

Cada uno de los escogidos durante el proceso deberá velar por que los procedimientos dentro de las instituciones que representan sean realizados de forma ética y transparente. Además, las Comisiones de Integridad son el primer nivel para la vigilancia, cuidado y seguimiento a las normas de la administración pública. En un segundo nivel, está la veeduría representada por la Contraloría, con los auditores internos y para reforzar, los funcionarios de cumplimiento de Contrataciones Públicas.

Inclusión y educación

Un sello distintivo de este proceso es la inclusión y participación de todos. En el pasado, la práctica consistía en solo incluir a los grupos ocupacionales del 2 al 5, pero en este relanzamiento fueron tomados en cuenta todos los niveles de la administración pública, entendiendo que todos tienen la capacidad para aportar, desarrollarse y formar parte de estas Comisiones de Integridad.

Las Comisiones de Integridad Gubernamental estarán conformadas por cinco miembros elegidos por sus compañeros de grupo ocupacional, libre y democráticamente, por un período de tres años, cada uno con derecho a voz y voto.  

La educación como vehículo transformador estará garantizada desde la Dirección de Ética para los representantes de estas comisiones; será prioridad la inmediata incursión en los procesos formativos para la habilitación, creación, implementación y acreditación de las políticas y planes institucionales de integridad y anticorrupción, bajo el estándar de las normas ISO sobre riesgo, antisoborno y cumplimiento normativo.  

 

Lo Reciente